Traductor

Carta de apoyo a Carmen Aristegui

La siguiente es la carta en apoyo a Carmen Aristegui que se entregó en las oficinas de MVS:

Carta de apoyo a Carmen Aristegui

Distinguido Sr. Vargas,

Los más de ciento diez mil miembros del grupo civil Un millón de Firmas en Apoyo a Carmen Aristegui y al Derecho de la Libertad de Expresión queremos externar en esta carta nuestro inquebrantable apoyo a la señora Carmen Aristegui. Su despido de la cadena MVS Radio es una violación al Derecho Constitucional de Libertad de Expresión y constituye, más allá de los motivos que unos y otros pudieran argumentar en favor o en contra del caso, una afrenta para quienes integramos este grupo de mexicanos informados y preocupados por las medidas del gobierno y de la iniciativa privada que no son dignas de una democracia real, sino de una democracia simulada.

Este atentado no hubiera podido suceder en una democracia como la que nuestro gobierno y nuestros medios de comunicación nos han querido hacer creer. En cambio, más bien parece una medida de un sistema dictatorial y represivo que los mexicanos creímos haber dejado atrás. La pregunta incómoda que la periodista realizó en su programa del viernes 4 de febrero surgió de una fuente concreta y se formuló a partir del texto de una manta que se desplegaba en San Lázaro. Es cierto que la pregunta fue incómoda, pero de ningún modo antiética. Debemos considerar que las grandes naciones se forjan con personas que plantean sin miedo cuestionamientos críticos, y no con acciones de represión de origen gubernamental o empresarial. La pregunta no transgredió un código de ética periodística, pues no debe haber preguntas prohibidas en el periodismo real, sino preguntas difíciles, tanto para quien las plantea como para quien debe responderlas. Usted sabe que realizar preguntas agudas e incómodas es parte integral del trabajo de un periodista responsable. Preguntar no es un delito; por el contario, es una actividad indispensable del ámbito noticioso y un derecho en los sistemas verdaderamente democráticos. Preguntar a un funcionario público sobre su estado de salud no es ocioso y tampoco debería considerarse ofensivo. Preguntar es el Derecho Inalienable de la población, es parte del derecho a la información que la población tiene acerca de quienes deciden los destinos de los mexicanos. Es imprescindible saber si nuestros líderes se encuentran en condiciones aptas para enfrentar con éxito los retos de la nación, que no son pocos ni ligeros, como todos sabemos.

Con base en este argumento, los 110 000 miembros del grupo Un Millón de Firmas en Apoyo a Carmen Aristegui —número que sigue en aumento— solicitamos enfáticamente que se restituya a la periodista Carmen Aristegui por el bien de la nación, de la imagen de la Presidencia de la República y de la imagen de MVS ante todos nosotros. La voz de Carmen Aristegui es la voz de los mexicanos; ella es el reflejo de las ideas, pensamientos y cuestionamientos que nosotros nos formulamos todos los días, pero que sin ella nadie podría escuchar, y menos aún responder.

Ciento ocho mil son muchas voces en un solo lugar virtual, pero no son la totalidad de las voces que claman justicia, ya que muchas de ellas no tienen acceso a los medios digitales. La iniciativa privada y el gobierno se mostrarían irresponsables al desdeñar estas señales constructivas y tendientes a la concordia.

Aprovechen la invitación de Carmen Aristegui —y nuestra— de recapacitar ante su decisión y utilizar la oportunidad histórica que ofrece este momento para demostrar que se ha entendido que la represión a las voces inconformes no es —ni será nunca— la vía de los valientes y los honorables, y, ciertamente, no la vía hacia una democracia real.

En tiempos de injusticia, permanecer neutral es elegir el lado del opresor
Desmond Tutu

Atentamente,

Más de 110 000 miembros del grupo “Un millón de firmas en apoyo a Carmen Aristegui y al derecho de la libertad de expresión”.

1 Response to "Carta de apoyo a Carmen Aristegui"

  1. franciscotrujano@yahoo.com Says:
    22 de febrero de 2011, 10:53

    Hoy por hoy este es un ejemplo donde nos explica que pasa en muchos de los ámbitos laborales, haces preguntas duras y tratan de
    callarte primero con amenazas y despues con represalias, en relidad no se que paso pero quiero pensar que fue el clamor de la jente, quiero creer que fue un rayo de esperanza la cual fue representada por la union de las personas, que toda via avemos jente en este Mexico pais fuera de toda corriente politica que nos intereza un pais justo con gobernantes que en realidad trabajen para el pueblo y no para una sola clase.

    Felicidades a todos los protagonistas por este triunfo.

Publicar un comentario