Traductor

¿POR QUÉ HAY GENTE POBRE EN MÉXICO?

Cuando a las personas se les pregunta ¿Por qué hay gente pobre en México? las respuestas suelen ser:

¿POR QUÉ HAY GENTE POBRE EN MÉXICO?


  • Por flojera
  • Porque a la gente no le gusta trabajar
  • Por falta de empleos
  • Por falta de educación
  • Por falta de programas asistencia social
  • Porque el gobierno no reduce la marginación

Al mismo tiempo, cuando se pregunta entonces de qué forma le gente podría salir de la pobreza, las personas piensan que:

  • Con educación
  • Con iniciativa
  • Con trabajo responsable

Buena parte de la población cree que con dedicación y esfuerzo se sube en la escala socioecónomica, que "querer es poder", y muchos son los adeptos a poner como ejemplos los casos aislados que sin lugar a dudas son la excepción que confirma la regla: que la pobreza no es un producto del trabajo y el esfuerzo personal, sino de factores como la corrupción, el nepotismo y el abuso de poder.

Y para muestra bastan las declaraciones de la Gaviota, diciendo que su millonaria mansión fue producto de años de esfuerzo (claro, el tráfico de influencias nada tuvo que ver con esa adquisición).

Revisemos la realidad con algunos datos estadísticos (de acuerdo al Informe de Movilidad Social en México 2013: Imagina tu futuro):

  • 48 de cada 100 personas que se encuentra en el estrato socioeconómico más bajo se queda ahí DE POR VIDA y sus hijos también. LA POBREZA SE HEREDA.
  • 52 de cada 100 personas que se encuentra en el estrato socioeconómico más alto se queda ahí DE POR VIDA y sus hijos también. LA RIQUEZA SE HEREDA.
  • 47% de los entrevistados sin estudios básicos quieren que sus hijos terminen la Universidad. Sólo el 5% de los hijos de padres sin estudios termina una carrera universitaria (en comparación con el 20% de hijos de padres que acabaron la secundaria o el 59% de hijos de padres profesionistas). EL NIVEL DE ESTUDIOS TAMBIÉN SE HEREDA.
  • Si los padres son comerciantes o tienen trabajos de oficina que requieren pocas habilidades técnicas, los hijos sólo tienen 20% de probabilidades de obtener un trabajo altamente calificado (en comparación el 61% de hijos de padres altamente calificados). LOS HIJOS SIGUEN LOS PASOS DE SUS PADRES.
  • Las mujeres tienen una oportunidad de crecer económicamente si se casan con hombres de nivel socioeconómico más alto que ellas. Así mismo, también pueden perder sus recursos económicos en caso de que exista un divorcio. LA MOVILIDAD SOCIOECONÓMICA DE LAS MUJERES EN NUESTRO PAÍS TODAVÍA DEPENDE MÁS DEL MATRIMONIO QUE DE SUS ESTUDIOS O HABILIDADES.
  • Las mujeres profesionistas que trabajan tienen pocas oportunidades de ocupar puestos directivos aunque ocupen mandos medios (fenómeno conocido como "techo de cristal"). Las mujeres que se dedican al hogar tienen menos posibilidades de encontrar trabajo con cada año que transcurre (se le dice "suelo pegajoso"). EL SEXISMO Y LA DISCRIMINACIÓN IMPIDE EL ACCESO DE LAS MUJERES A LA RIQUEZA.
  • Mientras más nivel educativo tenga el padre, mayores posibilidades de tener un trabajo remunerado tendrá la hija (71% de las hijas de padres universitarios consiguen empleos asalariados). A diferencia de los varones, que tendrán 85% de probabilidades de encontrar un empleo independientemente de la escolaridad de sus progenitores. PARA ACCEDER A LA RIQUEZA LAS MUJERES DEBEN SUPERAR MAYORES OBSTÁCULOS QUE LOS VARONES.

¿De dónde provienen estas herencias?


De escenarios históricos que tienen que ver con el elitismo, la discriminación, la explotación de grupos vulnerables y el sexismo; cuadros que se repiten de generación en generación y que limitan el acceso a la riqueza, resultando en una pobreza de la que se es difícil salir sin importar cuanta motivación se tenga o los años que se trabaje a nivel individual.

Por eso no basta con crear más empleos o con que los padres regañen a sus hijos por las malas calificaciones. Hay que cambiar todo un sistema para lograr que las familias pobres tengan recursos económicos, emocionales e intelectuales para apoyar a sus hijos a terminar su educación; que en las entrevistas de trabajo ya no se le pregunte a las mujeres "quién cuidará de sus hijos" (si los tienen) o "qué pasará si te embarazas" (si no tienen hijos); que se piense en los grupos vulnerables como personas con potencial y no sólo como "la muchacha que me ayuda con el aseo"; que se elimine el nepotismo, el desvío de recursos y que haya castigo para los funcionarios corruptos, para que los ricos dejen de hacerse más ricos, y los pobres más pobres.