Traductor

El pueblo tiene el gobierno que se merece



En su libro "Discliplina con Amor", la autora Rosa Barocio escribe:

"No todas las personas son dignas de nuestra confianza. Necesitamos aprender a discernir quiénes la merecen y quiénes no. Si no, estamos dejando la puerta de la casa abierta y luego nos quejamos de que nos robaron.

...¿Quiénes, entonces, son dignas de confianza? Son dignas de confianza las personas que tienen carácter e integridad. Tener carácter significa que trato de vivir de acuerdo con mis principios... El carácter se mide según la frecuencia con la cual aplico mis principios... Integridad significa que coincide lo que pienso y siento, con lo que hablo y hago... Si hablo de honestidad, pero me aprovecho y robo cuando tengo la oportunidad, no tengo integridad.

...¿de qué depende el futuro de un país? De que sus ciudadanos tengan la facultad de discernir y elegir a los políticos que merecen su confianza, es decir, los que tienen carácter e integridad. El futuro de un país depende del desarrollo de la capacidad de discernimiento de sus ciudadanos. Pero es una de las facultades menos desarrolladas en el ser humano... Escogemos pillos y después nos estamos lamentando. Elegimos equivocadamente y luego no nos queremos responsabilizar de las consecuencias.

La corrupción de los gobernantes no es más que un reflejo del pueblo que gobiernan. Por algo el dicho: 'El pueblo tiene el gobierno que se merece'".


Barocio tiene razón, cuántas veces no hemos escuchado de personas que venden su voto por un refresco y una torta. O creen ciegamente en candidatos que han dejado mucho que desear como gobernadores o legisladores. O bien votan por el "menos peor".

Es momento de cambiar, de conocer nuestras leyes y hacerlas valer. De tomar decisiones con soporte y conocimiento de causa.

Este año se cumplen 200 años de Independencia y Revolución, es buen momento para reflexionar y cambiar el rumbo.

1 Response to "El pueblo tiene el gobierno que se merece"

  1. Rulo Says:
    22 de junio de 2010, 23:15

    Totalmente de acuerdo, los Mexicanos no necesitamos practicar la autocrítica, primero debemos aprenderla y ya despues aplicarla.

    Es triste ver como nos desmoronamos como sociedad, la ignorancia malintencionada (yo la llamo simplemente pendejez) el cinísmo, el conformismo, la mediocridad y la corrupción son moneda de uso común en la sociedad Mexicana.

    En verdad que la responsabilidad por nuestros actos u omisiones no se toma, simplemente pasamos de ser el país del si se puede al país del ya ni pedo.

    En fin, interesante este blog, lo encontre por casualidad buscando la nota del "notable" Mexicano que hizo su gracia en Sudáfrica, no se si dirigirme a usted como hombre o mujer; como quiera que sea me despido y espero seguir visitando este espacio.

    Saludos.

Publicar un comentario