Traductor

Muertos de Tamaulipas

El pasado miércoles se publicó esta noticia: Elementos de la Armada de México encontraron 72 muertos en una fosa en San Fernando, Tamaulipas, todos migrantes provenientes de Honduras, Ecuador, El Salvador y Brasil.

Muertos de Tamaulipas testigo protegido

La Armada encontró la fosa poco después de un enfrentamiento con un grupo de la delincuencia organizada, encuentro en el que murió un marino.

De acuerdo a La Armada, los elementos navales se encontraban en un puesto de control carretero en las inmediaciones del lugar, cuando llegó un hombre herido por arma de fuego a solicitar ayuda.

EL herido dijo haber sido agredido por el grupo de delincuencia organizado en un rancho cercano al puesto de control naval.

La Armada ubicó a los delincuentes desde el aire, y estos al verse descubiertos abrieron fuego contra los navales y comenzaron la huida a bordo de varios vehículos. La Armada detuvo a un presunto delincuente y lo puso a disposición de la PGR, otros tres delincuentes murieron y un marino también.

En el lugar fueron asegurados 21 armas largas (6 carabinas M-4 cal. 5.56 mm, 3 fusiles AK-47 cal 7.62 mm, 7 escopetas cal 12, 5 rifles cal 22) y 101 cargadores para armas de fuego de diferentes calibres. Además dos cintas eslabonadas de munición calibre 50, 6 mil 649 cartuchos de diferentes calibres, 4 chalecos antibalas, uniformes, camuflaje, fornituras y un casco. También cuatro camionetas, entre las que destaca una de características clonadas, con matrícula apócrifa de la Secretaría de la Defensa Nacional.

A 22 kilómetros al este noreste de San Fernando fueron encontrados los cuerpos sin vida de las 72 personas, entre ellos 58 hombres y 14 mujeres.

El testigo, era un migrante de origen ecuatoriano. En su declaración, la víctima aseguró que él y un grupo de migrantes de diferentes nacionalidades viajaban de ilegales rumbo a Estados Unidos y en un rancho fueron interceptados por delincuentes que dijeron pertenecer al grupo delictivo de Los Zetas. Les ofrecieron trabajo como sicarios, y como se negaron se dio la orden de asesinarlos a todos. La mayoría eran brasileños y ecuatorianos.

El gobierno por supuesto reprobó enérgicamente los hechos. Mientras tanto, la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas declaró desaparecido precisamente desde el miércoles pasado (curiosa coincidencia) al agente del Ministerio Público Investigador del fuero común, Roberto Jaime Suárez Vázquez; y a Carlos Francisco Verdugo López, de Seguridad Pública Municipal de San Fernando.

Por otro lado, la Directora del Instituto Nacional de Migración (INM) -Cecilia Romero- tampoco ha declarado nada respecto al asesinato de los migrantes. Tan es así, que el Senador Carlos Jiménez Macías presentará un Punto de Acuerdo para exigir la comparecencia de Romero.

Según las palabras del senador:

“No puede ser posible que esté pasando esto. Con qué cara podemos exigirle a Estados Unidos que respete a nuestros connacionales, cuando nosotros no podemos respetar a migrantes de otros países camino a la frontera norte”.

Por su parte el activista de los derechos humanos y coordinador de la Casa del Migrante de Huimanguillo en Tabasco, pidió el cese inmediato de Cecilia Romero, ya que su la falta de sensibilidad e incapacidad han contribuido al fortalecimiento de las mafias al interior del INM.

El activista señaló que el gobierno ha ignorado las alertas de los migrantes que a diario son golpeados, secuestrados, asesinados, violados y torturados sobre todo en los estados Veracruz, Tabasco, Estado de México, Tamaulipas, Baja California y Coahuila en donde también hay otras fosas que investigar.

Fue Calderón quien designó directamente a María Guadalupe Cecilia Romero Castillo como directora del INM en diciembre de 2006. El INM depende de la Subsecretaría de Población de la SEGOB y en el sexenio pasado fue cuestionado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por su política de violación a los derechos de las y los migrantes en las estaciones migratorias –sobre todo centroamericanos— luego de una investigación que fue presentada a la prensa en diciembre de 2005.

El INM fue también el encargado de la deportación inmediata de cinco extranjeros -–cuatro mujeres y un hombre-- en mayo pasado de 2005, cuando fueron detenidos en San Salvador Atenco, Estado de México, por la Policía Federal Preventiva (PFP), sin que se notificara de la detención a los consulados de sus respectivos países.

Diferentes organizaciones de migrantes han hecho las siguientes declaraciones:

"Responsabilizamos al Estado mexicano de la masacre ocurrida en Tamaulipas".

"Hace dos años y medio que presentamos el informe de otras muertes y torturas de migrantes y el gobierno se centró en debatir las cifras".

Amnistía Internacional declaró que los delincuentes organizados "A menudo operan con la complicidad o el consentimiento de los funcionarios públicos".

La madre de un migrante hondureño aseguró:

"El Instituto Nacional de Migración y las procuradurías estatales y de la República estaban enterados de que los migrantes que no pagaban su cuota por el rescate en el secuestro los asesinan en venganza".

El sacerdote Luis Ángel Nieto, de la organización Nuestros Lazos de Sangre, recuerda:

"Personalmente solicité la entrevista con Cecilia Romero, comisionada del Instituto Nacional de Migración (INM), y no aceptó; con Gerónimo Gutiérrez, entonces subsecretario para América del Sur, Centroamérica y el Caribe y tampoco: eran nadie, a nadie importaron".

Una cosa queda clara, los migrantes sí fueron asesinados por el crimen organizado con la segura colaboración de funcionarios públicos ya sea por acción u omisión.

De las cosas que no quedan claras:

¿Por qué este caso sí se dio a conocer públicamente y los otros no? Casos que ni siquiera han sido investigados por las autoridades.

¿Por qué se dio a conocer públicamente la identidad del testigo protegido? Incluso su fotografía circula ya por algunos medios de comunicación.

El gobierno de Estados Unidos aseguró por su parte que "cooperará plenamente" en todo lo que pueda para ayudar a México en la investigación de la "atroz" masacre de los 72 inmigrantes indocumentados.

¿Por qué razón habría de intervenir el gobierno de Estados Unidos en este caso particular?

1 Response to "Muertos de Tamaulipas"

  1. Anónimo Says:
    4 de diciembre de 2012, 13:00

    Muy interesante, y concuerdo con el articulo,

Publicar un comentario