Traductor

Soñar el futuro

Un estudio de mercado reveló que los mexicanos "sueñan a corto plazo". Quiere decir que el mexicano no elabora un proyecto de vida para desarrollar a lo largo de los años, sino que piensa en lo que hará el próximo mes o cuando mucho el próximo año.



Los mexicanos se ocupan más del presente y menos del futuro, por la realidad social que vivimos: Puedo saber si tendré trabajo el próximo mes, pero quien sabe el próximo año; no sé si podré tener una casa en el futuro o incluso la vida, pues nunca se sabe si habrá una asalto o un atentado.

La vida en México está llena de incertidumbre, y esta incertidumbre nos impide hacer planes a largo plazo; nos impide elaborar metas, objetivos, un proyecto de vida. Nos impide "soñar el futuro".

Una persona que no cuenta con un proyecto de vida, difícilmente puede avanzar, evolucionar, mejorar o simplemente cambiar.

Si hay alguna razón por la cual los mexicanos no avanzamos, la incertidumbre que nos impide pensar en planes para el futuro es una. Son pocas las personas que se fijan una meta a largo plazo y la cumplen.

Hay por ejemplo personas que viven toda la vida rentando sin formar un patrimonio, y la respuesta por lo general para justificar esta forma de vivir es que no hay dinero, aunque muchas veces la renta tenga un costo similar al de una hipoteca; pero la incertidumbre de no saber si habrá empleo en el futuro para pagar un préstamo hipotecario impide el riesgo.

Quizá sería bueno empezar por cambiar esto, por arriesgarnos un poco más en la vida y aprender a resolver problemas para cumplir un objetivo.

Al respecto alguna vez conocí a un hombre que mantenía dos empleos, uno como agente de ventas y otro como mesero en un bar; ninguno de los dos trabajo era permanente, pero eso no le impidió obtener un préstamo para comprar una casa. De manera que con un empleo cubría sus necesidades básicas y con el otro se pagaba la casa. Cuando le preguntaban si no le preocupaba perder alguno de los trabajos, contestaba que si perdía uno tenía el otro y de esa manera mantenía fijo su objetivo de obtener un hogar propio.

Moraleja: Elaboremos objetivos para nuestra vida y busquemos como cumplirlos. Atrevámonos a soñar el futuro.

0 Response to "Soñar el futuro"

Publicar un comentario