Traductor

Estamos en México...



Este viernes terminó el ciclo escolar 2009-2010, y como tal estoy en búsqueda de escuelas para mi hijo.

Hasta ahora mi niño asistía a un colegio particular, pero dada la situación económica contemplamos la posibilidad de una escuela pública. El inconveniente es el horario.

La mayoría de las primarias públicas tienen horario de medio tiempo, es decir, de 8:00 horas a 12:30 horas. Tanto el papá de mi hijo como yo trabajamos y difícilmente podríamos tener a nuestro pequeño en ese horario.

El asunto del por qué las escuelas de educación básica tienen ese horario lo trataré en otra publicación. Lo que me interesa en esta ocasión es un comentario que recibí platicando con un familiar, precisamente sobre la búsqueda de escuelas.

Le comentaba a este familiar mis problemas de horario, y me sugirió que inscribiera a mi hijo en una de las pocas escuelas públicas de horario completo. A lo cual respondí que inicialmente no se puede, porque la escuela la asigna la SEP de acuerdo al domicilio del estudiante. En este caso, las dos primarias que corresponden por zona son de medio tiempo. Y entonces, me respondieron lo siguiente:


"Pero si estamos en México!!!"


Con esta respuesta, me querían dar a entender que ya sabemos como se hacen las cosas en México, que no importaban las reglas ni las disposiciones. Bastaba con mover algunas palancas y ya con eso podía inscribir a mi hijo en la escuela que se me pegara la gana.

Omito decir de qué manera cambió mi humor en aquel momento. Sí estamos en México, y no porque yo sea mexicana significa que haré lo que sea con tal de conseguir el beneficio personal, aunque otro lo necesite más que yo. Yo sé que mucha gente sí lo hace, y que tildan de tontos y estúpidos a los que no; pero eso es precisamente lo que me orilló a compartir este blog, para tratar de cambiar esa ideología que tan mala fama nos ha hecho. Porque precisamente por personas que piensan así es que no avanzamos, porque pisoteamos al otro para conseguir beneficios, porque nos saltamos la Ley sin importar a quien perjudicamos. Porque tenemos la maldita costumbre de decir: "De que lloren en tu casa, a que lloren en la mía...".

Por otro lado, también está la falta de inteligencia y conocimiento en el comentario que me hicieron. No hace falta recurrir a "palancas" para inscribir a un niño en una escuela que no corresponde a su zona, simplemente hay que tramitar el cambio una vez inscrito al plantel correspondiente; o de forma más sencilla, acudir directamente a la escuela para realizar el trámite de inscripción en fecha y colocarlo como primera opción en el formato. Contrario a lo que mucha gente piensa, en el caso de las escuelas siempre hay alguien dispuesto a ayudar sin la necesidad de "mordidas", "propinas" o como les quieran llamar.

Eso sí, en cualquier caso nos encontraremos con trámites burocráticos y engorrosos que a nadie le gustan. Esa es la parte que le toca al gobierno; pero mientras para nosotros sea más fácil saltarse todos los trámites con dinero de por medio en vez de exigir a las autoridades que abran el abanico de oportunidades, entonces no cambiaremos nada.

0 Response to "Estamos en México..."

Publicar un comentario